Ya pasó a la historia una nueva final de la Champions League. Esta vez, le tocó la derrota al equipo sorpresa que se ganó la simpatá de muchos, el Borussia Dortmund. Su sponsor Puma -que no llegaba a una final desde que el Mónaco perdiera ante el Porto en 2004 y no gana un título de Champions desde 1979 con el Estrella Roja- agradeció a Die Borussen por esta emocionante campaña.


Del otro lado, hoy le toca sonreir al Bayern Munich. Hace 12 meses, este mismo equipo caia en su propio estadio ante el Chelsea en la final. Estos dos lados de la moneda, los momentos buenos y los momentos malos que nos toca vivir junto a nuestros equipos, fueron brillantemente capturados por este afiche de Adidas para el nuevo rey de Europa.

¿Cuál de los dos te gustó más? ¿Crees que fueron una buena respuesta de las marcas?